• Fernanda Santistevan

El hombre más solo del hospital

A veces tengo tanto qué decir, y me quedo callada.

A veces sé que hay tantos jueces allá afuera, que mejor leo, veo publicaciones y hago mi entripado y mejor me callo, sigo bajando la pantalla para ver otras cosas menos agobiantes. Rara vez comento o mucho menos peleo por situaciones controversiales.


Pero hoy, de plano me quedé con un nudo en el estómago y en la garganta, tras leer una noticia (no sé si es muy reciente) en un grupo de padres TEA, en Facebook que publicaron un caso de un hombre que llevaba 21 años encerrado en un hospital por su condición de autismo. *


Decía este artículo que él era el hombre más solo del hospital. Que las paredes estaban ya desgastadas por los golpes… lo que signifique que hayan sido estos golpes.


Tony Hickmott fue “hospitalizado” o mejor dicho encerrado en este lugar en Inglaterra tras haber tenido una crisis de alguna naturaleza propia de la condición. Lo encerraron y sus padres hicieron todo lo humanamente posible en sus manos por sacarlo de ahí desde 2001.

En 2013, se hizo una nueva lucha por sacarlo del lugar, pero por negligencias jurídicas y desinterés de las autoridades no lo lograron sus padres.


Mencionaba el artículo que tenía una pequeña televisión dentro de una especie de reja y no tenía acceso al control remoto, por lo cual tenía que pedirles a los guardias que cambiaran de canal cada vez.

Hoy Tony tiene 45 años; sus padres tienen 78 años y 82.


El trayecto para visitarlo es de 2 horas aproximadamente.


Bueno, el caso es que ya dictaminó un juez que es hora de sacarlo, de buscarle un hogar apropiado cerca de sus padres ancianos que quieren más que nada en el mundo llevarlo a un pub a tomar unas cervezas o sentarse a tomar el té con él después de tantos años.


Este artículo me dejó tan agobiada; porque cuando vi la imagen de Tony, vi sin querer la carita de mi hija de 14 años (¡¡como si ella hubiera estado en ese hospital recluida por 2 décadas!!)


… ¿Y si yo muero?

¿Y si mi esposo y yo morimos? ¡Porque obviamente va a pasar!

¿Y si nadie puede cuidarla?

Y si su hermano decide vivir su vida como es natural y se casa; ¿y se va de la ciudad, o si la esposa no quiere apoyar a mi nena? ¿O se olvidan de ella?


Esos pensamientos son mi mayor angustia a diario.

¿¡No hay día en que me invada el terror a cualquier hora del día y piense, ´qué será de mi nena!?´

No logro ahorrar para su manutención futura para cuando no vivamos mi esposo y yo.

¿La van a encerrar en una institución sin dejarle ver la tele? ¿Sin darle ni lo más básico de la vida como es la interacción humana?

¿La van a tener empastillada todo el día para que no de lata?


En fin, yo cuando veo que es demasiado grande esta angustia, pues lo que hago es lo único que un ser humano puede hacer: ponerlo en manos de un ser superior como Dios (en mi caso) porque es demasiado grande esta situación para yo poderla resolver sola.


¿Cómo comenzar un fideicomiso desde cero para estas situaciones?

¿Ya es muy tarde?


No lo sé… solo sé que para mí son preguntas sin respuesta hasta ahora.

Solo sé que son cosas que se salen de mi alcance y no veo la forma inmediata de solucionar.


Me encantaría cerrar este artículo de una manera optimista.

Solo sé que triunfaron finalmente los padres de Tony y ahora ya vivirán sus últimos años en compañía de su hijo, que seguramente será un extraño y tardará tiempo en adaptarse a su nueva realidad y vida.


Ojalá la vida (me refiero a Dios) me dé: Muchos años de salud física y mental, cordura y paciencia para poder darle a mi hija el tiempo y todo lo necesario y que pueda para que algún día sea autosuficiente (cosa que realmente no creo que vaya a suceder) por eso lo pido con mucha fe.

Que me dé la sabiduría y la suerte para saber y poder hacer algún fondo económico para su manutención.

Que me dé la paz y la tranquilidad de verla madurar y crecer conmigo, siempre juntas.


Termino reflexionando; Cuántos chicos y chicas (y no tan chicos) habrá allá afuera en el mundo con autismo, con cualquier discapacidad, con daño cerebral, con enfermedades y condiciones diversas, que estén en hospitales encerrados, en las calles deambulando, ¿en instituciones que no los cuiden ni les den la atención que merecen, o que simplemente estén en sus casas desatendidos o abandonados por sus propios familiares?


No quiero que eso le pase jamás a mi nena.





* Noticia de BBC de 4 de octubre de 2022.

Para evitar esto luchamos, para evitar esto es muy importante un ENFOQUE INTEGRADOR desde la más temprana infancia. El negocio para las instituciones es obvio y muy rentable, de ahí que pasen tantos años encerrados y empastillados. No hay humanidad...ni humanos.


Tony Hickmott: hombre autista será dado de alta después de 21 años en el hospital

El Sr. Hickmott ha estado recluido en una Unidad de Evaluación y Tratamiento (ATU) segura diseñada para ser un espacio seguro a corto plazo utilizado en una crisis. Es un viaje de dos horas para sus padres, Pam, 78 y Roy, 82.


Un denunciante que trabajó en ATU como trabajador de apoyo entre 2015 y 2017 también le dijo a la BBC que Hickmott era el "hombre más solitario del hospital" , que vivía en segregación con poca o ninguna estimulación.


El Sr. Hickmott tiene que hablar con el personal a través de una escotilla, la pintura se ha desgastado debido a innumerables golpes y golpes.

https://www.bbc.com/news/uk-62819017


47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

No te pierdas ningún contenido