• Mafer Morza

¡Gracias por la amistad!


Confieso que no soy súper fan del día del amor y la amistad, no soy tan cursi ni tampoco tan detallista, aunque un saludo cariñoso, un abrazo fuerte, un buen deseo, unas florecitas, una linda cena con la persona que amas, un regalito -o regalote- o una reunión con buenos amigos no le cae mal a nadie nunca.


Pero este 14 de febrero es diferente, es especial, tiene otro significado.

Este día del amor y la amistad tiene un nuevo significado porque Marcelo hoy, no sólo tiene amigos, Marcelo hoy es parte de un grupo de amigos, incluido y aceptado tal cuál es; hoy Marcelo no sólo recibe invitaciones para ir a fiestas de cumpleaños, sino que recibe también invitaciones para ir a alguna casa a jugar o hace galletas.


Hoy Marcelo forma parte de un equipo de futbol sin que necesariamente él tenga que jugar el partido, hoy lo invitan a esos partidos porque para sus amigos es importante compartir con él sus triunfos y sentir su apoyo en las derrotas.


Marcelo hoy entiende y vive el significado de la amistad; ayer hizo dibujos para sus amigos pero no pudo escoger solo a algunos, quería hacer dibujos para todos, para 14, pero el tiempo y el esfuerzo que tenía que hacer para realizar cada dibujo ya no le dio para más, entonces se vio conflictuado, no sabía a quién escoger, le propuse mandar a todos sus amigos una bolsita de dulces para que todos recibieran algo de su parte, y eso le pareció buena idea.


Hoy Marcelo se anima a intentar y probar cosas nuevas porque se siente apoyado y cuidado por sus amigos, como jugar boliche o patinar en hielo.


Hoy Marcelo quiere ir al campamento de su escuela porque no quiere perderse ni un minuto de diversión con sus amigos, algo que hasta hace unos meses nos hubiera parecido imposible. Hoy Marcelo empieza a entender que en la vida los amigos son esos hermanos de corazón que elegimos para que nos acompañen y podamos acompañar en el camino; está también aprendiendo a ser un buen amigo y a dar lo mejor de él para ellos.


Hoy Marcelo, no sólo es un maravilloso hijo, nieto, sobrino y primo, hoy también es AMIGO, y ese es el regalo más preciado que la vida pudo darle.

Hace 6 meses llegamos a esta ciudad nueva, a una escuela nueva, los temores eran inmensos, cómo enfrentaríamos a los nuevos compañeros y a las mamá y a los papás, cómo nos recibirían, cómo tomarían el ingreso de Marcelo al salón de sus hijos, cómo incluirían a Marcelo a un grupo de niños tan integrado…y es que ustedes, amigos de Marcelo, ustedes mamás y papás de los amigos de Marcelo, nos lo han echo tan fácil, que rápidamente esos temores se fueron y ahora esperamos con ilusión cada nueva aventura a su lado.


Gracias infinitas por el recibimiento a esta familia especial, gracias infinitas por la AMISTAD.



90 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

No te pierdas ningún contenido