• Phine

Sugerencias para padres con hijos con discapacidad en tiempos de COVID-19

Educación a Distancia e Inclusión


En este momento en el que todos nos encontramos viviendo de una manera que no esperábamos y con cambios que de un día para otro nos implicaron movilizar habilidades, actitudes, comunicaciones, relaciones y manejo del tiempo diferentes, nuestros niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad están viviendo a la par de nosotros un momento lleno de confusión, desconcierto, desesperación, han perdido la rutina que les daba confianza y seguridad por lo tanto, en indispensable tomar en consideración algunos puntos importantes:

  • Hablar de manera clara y honesta de la situación real y los cambios que se van a dar.

  • Escuchar las preguntas, dudas, ideas, propuestas que tengan sobre este cambio.

  • Establecer en conjunto un plan de trabajo de casa que les permita tener una rutina clara.

  • Considerar tiempos, espacios y movimientos que incluyan el arte, la actividad física, lectura, tiempos de diálogo y por supuesto el juego en diferentes modalidades.

  • Recordar que es indispensable continuar estimulando las actividades asociadas a las habilidades de la vida diaria, las que favorecen la autonomía, independencia y cuidado personal.

  • Reconocer y valorar su trabajo, esfuerzo y actitud por adaptarse a este tiempo.


Aunado a todo ello, estamos enfrentando una situación no visibilizada anteriormente que es la educación a distancia y más específicamente la educación inclusiva a distancia, la cual ha puesto en evidencia barreras, así como facilitadores y apoyos en relación a las personas con discapacidad incluidas en sistemas formales de educación.

Considerar que la educación a distancia es una herramienta que implica el desarrollo de habilidades y competencias específicas y nuevas que tanto alumnos como docentes están descubriendo y potencializando, así mismo, es esencial no perder de vista en ningún momento que los alumnos que presentan condiciones de vida asociadas a retos académicos, sociales, emocionales, intelectuales o conductuales requieren de ser visibilizados en cuanto a sus intereses, habilidades, ritmos y motivaciones.

Evidentemente no es lo mismo estar en el aula de manera presencial que trabajar a través de una computadora, sin la experiencia del aprendizaje a través de los compañeros y con ellos, así como interactuando con materiales concretos y en todas las dimensiones a hacerlo en un espacio virtual con sus características específicas, por lo tanto, las adecuaciones, ajustes y todas aquéllas modificaciones que se necesiten y vayan surgiendo de la experiencia es esencial implementarlas en un trabajo colaborativo entre casa, terapia y Colegio.

Podemos reconocer que para todo el sistema que apoya el desarrollo educativo de los alumnos es un tiempo de adaptación y replanteamientos significativos, en nuestra experiencia hemos identificado estos retos:

Evidentemente todo esto ha impactado en que se replante la inclusión dentro del centro educativo cobrando especial interés la importancia de trabajar en conjunto con las familias y especialistas para definir el rumbo de la oferta educativa.


Entre muchos elementos es recomendable que los padres de familia:

  • Se sientan confiados en su papel protagónico como padres y el nivel de involucramiento.

  • Recordar que ahora la mirada de su hijo(a) ya no es sólo de mamá, sino de maestra, terapeuta, directora, maestra de clases especiales, psicóloga, compañera, etc.

  • Que no pierdan de vista que su hijo(a) funciona de maneras diferentes en casa que en la escuela o terapia.

  • Valorar la individualidad de su hijo(a), reconocer la diversidad y no esperar contrastarla con la situación de otro, las características de su hijo(a) es de él o ella y con ello, se trabajará y avanzará.

  • Que todo momento de vida es un aprendizaje y que después de esta experiencia es lo que perdurará.

  • Identifiquen la presencia de la distracción que existen en el ambiente, por lo tanto, es recomendable tener un horario específico, determinar un lugar constante para el trabajo, se le provea al alumno de todos los materiales que va a ocupar, se asegure que estén disponibles todos los elementos tecnológicos y de conectividad que necesitan.

  • Cuidar no ser una interferencia más al estar de manera constante llamando la atención al enfoque del alumno que está ante un estímulo tecnológico, darle la oportunidad de manejarse lo más autónomo que se pueda.

  • Proveer de elementos de apoyo como: pelotas anti estrés, hojas para escribir, ábaco, calculadora, material concreto.

  • Comunicarse con la escuela para definir un plan de trabajo y darle seguimiento asegurando que se consideren las adecuaciones, modificaciones y/o apoyos que su hijo(a) requiera.

  • Ir día a día valorando la experiencia para hacer los ajustes que se requieran con una comunicación muy estrecha.

  • Apoyarse de los hermanos para tener un punto de modelaje y comparación para entender las formas de interactuar en esta modalidad.

  • Si el alumno cuenta con maestro de apoyo, adicional a los momentos de conexión de las clases virtuales contar con apoyos individualizados que les permitan fortalecer habilidades para su interacción.

  • Considerar que la normatividad de la SEP, indica que los alumnos realicen su carpeta de experiencias con actividades significativas que puedan expresar de diferentes maneras sobre su sentir y vivencia durante esta contingencia por encima de contenidos excesivos o datos memorísticos.


Finalmente, recordemos que en este y en todos los momentos de aprendizaje lo más valioso es la incorporación de habilidades, destrezas, actitudes y valores que promuevan un desarrollo integral de todos los seres humanos y en este momento, la tolerancia, equidad, respeto a la diversidad y flexibilidad son herramientas que nos permitirán tener un aprendizaje significativo de toda esta experiencia.




No te pierdas ningún contenido

Padres de Hijos con Necesidades Especiales |  2019  | phineblog@gmail.com

Síguenos
  • Twitter - White Circle
  • Facebook - White Circle